16/02/2021, 13.25
INDONESIA
Enviar a un amigo

La experiencia de Covid-19 ha cambiado la visión del mundo de estos sacerdotes (VIDEO)

de Mathias Hariyadi

El relato de dos religiosos que sobrevivieron al virus. “Dios me ha concedido una segunda oportunidad de vivir”. “Me contaron que decenas de nuestros hermanos católicos asistieron continuamente a misas y grupos de oración en línea con la intención especial de rezar por la curación de todos los enfermos de Covid- 19. Y funciona muy bien".

 

Yakarta (AsiaNews) - Dos sacerdotes de dos órdenes religiosas diferentes contrajeron el Covid-19 y pasaron entre 2 y 3 semanas en unidades de cuidados intensivos, y algunas más en salas comunes del hospital St. Carolus, en el centro de Yakarta.

Ellos vivieron momentos críticos entre la vida y la muerte en el hospital y quedaron definitivamente fuera de peligro en estos días de febrero.

"El hospital me mantuvo en cuidados intensivos durante 19 días y otros 23 días en una habitación común", cuenta el padre Bambang Rudianto SJ, un sacerdote jesuita (foto 1) que durante años fue tesorero de la orden en Indonesia. Tiene un hermano mayor, el padre Bambang Triatmoko, que también es sacerdote jesuita.

Para el padre Augustinus Handoko MSC (foto 2), actual subdirector de la Provincia indonesia de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, la experiencia de estar entre la vida y la muerte durante los 35 días que pasó en el hospital fue abrumadora. "Estuve 14 días en terapia intensiva, lleno de angustia y ansiedad", dijo el sacerdote a AsiaNews.

Haber superado el Covid 19 significó una experiencia espiritual que ha cambiado la visión del mundo de los sacerdotes.

El padre Handoko sentía crecer la desesperación cada vez que la religiosa que le llevaba la Comunión le decía que estaban muriendo muchos pacientes en las unidades de cuidados intensivos. "Estaba realmente conmocionado y preocupado por estas malas noticias", cuenta el sacerdote a AsiaNews en un mensaje de video. "Entonces me vi obligado a enfrentar la pregunta crítica, que me sacudió emocionalmente: cuándo me llegaría el turno de morir".

Una historia diferente resume la experiencia espiritual del P. Rudianto. “Dios me concedió -dice- una segunda oportunidad de vivir, después que me atacó este fatal coronavirus”.

Probablemente el padre Rudianto diría que su segunda oportunidad de vivir ha sido un "milagro". “Durante los días críticos que pasé en la Unidad de Terapia Intensiva, la saturación respiratoria era muy baja, lo que había puesto en grave peligro mi vida. Después se planteó la posibilidad de utilizar o no el ventilador”, explica. En muchos casos, reemplazar la capacidad humana de respirar con la “máquina” del ventilador no garantiza una recuperación exitosa. El resultado a veces es la muerte. El sacerdote eligió la forma natural de respirar sin ventilador, y depender solo de sus pulmones. "Y me salvé sin usar la máquina", afirma.

 Respaldo moral de “extraños

A pesar de todos los esfuerzos realizados por los trabajadores de la salud, el padre Rudianto explica que el "apoyo moral" de "extraños", de personas desconocidas, también pueden haber producido resultados fructíferos en el proceso de recuperación. “Me contaron que decenas de nuestros hermanos católicos asistieron continuamente a misas y grupos de oración en línea con la intención especial de rezar por la curación de todos los pacientes de Covid-19. Y funciona muy bien ".

Ahora está mejor, a pesar de que el Covid-19 le ha dejado algunas "cicatrices" en los pulmones. "Todavía tengo dificultades para respirar con normalidad", dice el sacerdote.

El día que le dieron de alta del Covid-19, dijo el padre Rudianto, fue un momento especial de agradecer a Dios por darle una segunda oportunidad de vivir.

Después que le hicieron las pruebas rutinarias con hisopo, el médico le dijo que “podía volver a casa". "Esta - comenta - fue la primera vez en mi vida que la palabra" negativo "me ha provocado un sentimiento positivo". Es asombroso experimentar el lado positivo de la palabra "negativo". Lo que todavía lo entristece mucho es el hecho de que decenas de otros pacientes de la misma unidad de cuidados intensivos hayan fallecido.

Antes de regresar a la residencia de los jesuitas, el padre Rudianto saludó a todos los enfermeros y médicos para despedirse, y les expresó su profunda gratitud por el duro trabajo que habían realizado para salvarle la vida.

Con el mismo espíritu, el padre Handoko dijo por su parte que nadie estaría feliz de contraer el coronavirus. "Es realmente mortal y espero que ninguno de ustedes experimente el grave sufrimiento de ser positivo de covid-19".

 Las preocupaciones de un médico

Hablando con AsiaNews desde Yogyakarta, el Dr. Jodi Visnu, médico especializado en salud pública de la Universidad Gadjah Mada, expresó su profunda preocupación (como médico) porque el covid-19 también afecta los conventos, casas parroquiales y clausuras.

Una de las razones fundamentales por las cuales las residencias religiosas no son inmunes a la propagación del virus es la falta de disciplina en la práctica rigurosa de los protocolos sanitarios. "Muchas personas consagradas tienen la perspectiva egocéntrica de pensar que su entorno de vida es seguro simplemente porque todos los residentes son siempre los mismos", explica el Dr. Visnu en su mensaje de video.

Pero eso no es correcto. A veces, hay muchos extraños que vienen de visita, o ellos salen de compras, y están expuestos al virus cuando se encuentran y hablan con otras personas. Nunca piensan que son portadores potenciales del coronavirus para su comunidad religiosa. "Y todo eso puede ocurrir sin síntomas que indiquen que ya están infectados".

En Indonesia ha habido muchas víctimas de Covid 19 entre los religiosos. Pero los responsables de la Iglesia no han dado a conocer el número exacto de las mismas.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”