21/05/2021, 13.03
CHINA
Enviar a un amigo

Los 100 años del Partido Comunista: Xi Jinping es igualado a Mao, casi un dios

de Willy Wo-Lap Lam

Censuran intelectuales, marginan empresarios y destituyen militares para preparar las celebraciones del centenario del Partido. Una nueva lectura de la historia del Partido, en la que se silencian los errores y se alaba a Xi Jinping y a los "principillos rojos" que poseen "el ADN de la interpretación correcta".

Hong Kong (AsiaNews) – El centenario de la fundación del Partido Comunista Chino es una ocasión para producir libros y películas sobre el tema con algunas peculiaridades: no se mencionan los errores de Mao Zedong y la Revolución Cultural y Xi Jinping es exaltado como un dios. Cualquiera que no esté de acuerdo con esta interpretación es eliminado: intelectuales, empresarios, militares... El análisis del experto Willy Wo-Lap Lam, publicado por gentileza de la Jamestown Foundation. Traducido al español por AsiaNews.


Introducción

El secretario general del Partido Comunista Chino (PCC), Xi Jinping, ha tomado múltiples medidas para consolidar su posición como "núcleo vitalicio" de liderazgo del PCC, de cara al centenario de su fundación, a celebrarse el próximo 1 de julio. En primer lugar, ha consolidado su estatus como intérprete más autorizado de la historia del PCC y, por tanto, como nuevo timonel para guiarlo por el camino que supo iniciar el presidente Mao Zedong (China Brief, 3 de Noviembre, 2020). Ha redoblado los esfuerzos para reprimir la disidencia entre los intelectuales e incluso entre los antiguos cuadros superiores. Al mismo tiempo, ha apretado las riendas con los principales empresarios privados cuya riqueza e influencia podrían apartarse del poder del partido, que todo lo abarca . Por último, Xi, quien también es presidente de la Comisión Militar Central (CMC) y supervisa el Ejército Popular de Liberación (PLA), ha organizado una purga en las fuerzas armadas y la policía del país.

 

Consolidar una lectura correcta de la historia del Partido

Una serie de libros y artículos de revistas oficiales han blanqueado el régimen tiránico del presidente Mao Zedong y han ensalzado las contribuciones de Xi, quien ahora es considerado a la par de Mao en el panteón del PCC. A diferencia de las antiguas crónicas de los acontecimientos del partido, la recientemente publicada Historia abreviada del Partido Comunista Chino (中国共产党简史, Zhongguo Gongchangdang jianshi) no hace referencia a las iniquidades cometidas por Mao durante la Revolución Cultural (1966-76). 

En vez de ello, se atribuye al líder de la Primera Generación el mérito de haber sentado las bases del "socialismo con características chinas" y de haber enriquecido a la nación en su ideología, con "una valiosa experiencia, una preparación teórica y una base material" durante el periodo 1949-1976.  Cabe mencionar que una cuarta parte del libro se explaya sobre los nueve años de gobierno de Xi Jinping (2012 a 2021), durante los cuales el líder supremo aceitó el "socialismo con características chinas para la nueva era" (Radio Free Asia, 30 de abril; CNA.com.tw, 12 de abril).

Los cuadros superiores cercanos a Xi han subrayado el imperativo de seguir incondicionalmente los dictados del "núcleo del partido". Y citan ejemplos de cómo los líderes que se desviaron del PCC en la década de 1930 intentaron dividirlo, desafiando a las autoridades centrales (党中央, dangzhongyang) dirigidas por Mao. A principios de mayo, la revista teórica Seeking Truth publicó un artículo titulado "El ascenso y la caída del partido dependen de mantener la unidad del partido [y de un liderazgo] concentrado y unificado". El autor es una figura de primera línea: Zhang Qingli (张庆黎), el Vicepresidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo. En el texto, él recuerda que en la historia del partido, la divergencia entre facciones y la desunión asestaron un duro golpe al PCC. 

Zhang fue secretario del partido en el Tíbet y es visto como alguien cercano al presidente Xi. Él explica que en 1935, uno de los primeros líderes del partido, Zhang Guotao (张国焘), utilizó las poderosas tropas bajo su mando para "chantajear a las autoridades centrales y procurar la división del partido y del Ejército Rojo”. 

Otro "traidor" que fue puesto en la picota por Zhang Qingli es Wang Ming (王明), un protegido de la Internacional Comunista apoyada por la Unión Soviética (Komintern). Zhang Qingli escribió que Wang trató de utilizar su posición como "plenipotenciario" de Moscú para "negarse a seguir las órdenes de la dirección central del PCC. Con ello perturbó seriamente la puesta en práctica de la visión del camarada Mao Zedong y de las autoridades centrales del partido" (Xuexi.cn, 8 de mayo; Qstheory.cn, 1 de mayo).

Las autoridades del PCC también han puesto en marcha una campaña nacional para fomentar el estudio de la historia del partido. El objetivo, en palabras de Xi, es "establecer cuál es la visión correcta sobre los acontecimientos del pasado." El departamento de propaganda del Partido publicó el último libro de Xi, titulado Sobre la historia del Partido Comunista Chino (论中国共产党历史, lun zhongguo gongchangdang lishi).  El libro recopila una selección de artículos y discursos de Xi de los últimos nueve años. Destaca hasta qué punto Xi ha hecho historia al trazar los principales planes de desarrollo del socialismo con características chinas en la nueva era. Un artículo inédito destaca las recetas que Xi sugería ya desde finales de 2012 para "cumplir el grandioso sueño del gran renacimiento de la nación china". Más relevante para el juego de poder de Xi es su insistencia en que los príncipillos imbuidos de la visión correcta de la historia sean capaces de "heredar bien el ADN rojo y transmitirlo al jiangshan rojo [cielo y tierra], de generación en generación" (People’s Daily,, 21 de abril; Ming Pao, 22 de febrero).

 

Represión de los intelectuales disidentes

En vísperas del centenario de la creación del partido -a celebrarse el próximo primero de julio- y de un pleno crucial del Comité Central previsto para octubre de este año, el círculo íntimo de Xi y sus propagandistas no escatiman esfuerzos para reforzar "un eco al unísono"en la sociedad maoísta. 

Los profesores liberales de las unidades académicas de élite, como la Escuela Central del Partido y la Universidad de Tsinghua, han recibido la orden de mantenerse en silencio. El mes pasado, los tribunales confirmaron la condena a 14 años de prisión para el activista de Internet Niu Tengyu (牛腾宇) por publicar una foto de la hija de Xi, Xi Mingze (习明泽) y del cuñado de Xi, Deng Jiagui (邓家贵) (Apple Daily, 24 de abril; Radio French International, 23 de abril). 

Han detenido a más abogados de derechos humanos y se los ha eliminado del registro oficial de profesionales del Derecho (Radio Free Asia, 11 de febrero; VOA Chinese, 8 de febrero). Hasta un ensayo informal del ex primer ministro Wen Jiabao en memoria de su madre fue retirado de los medios de comunicación oficiales y las redes sociales luego de que apareciera en un desconocido medio de Macao a finales de abril. Wen escribió que "la China de mi corazón debiera ser un país lleno de justicia y rectitud, donde haya respeto por el corazón de la gente, humanismo y humanidad (人的本质, ren de benzhi)". Añadió que China debería estar "siempre colmada del espíritu de la juventud, la libertad y la lucha [por mejorar]" (HK01.com, 24 de abril; BBC Chinese, 19 de abril). Wen aboga por la adopción selectiva de "normas universales" y es bien conocido por ser un opositor a los valores maoístas que Xi ha abrazado.

 

El sector privado y el poder militar, bajo la mira

A pesar de la ansiedad de los dirigentes de Xi por mantener una tasa de crecimiento relativamente alta, el líder supremo ha tomado medidas enérgicas contra una serie de altos ejecutivos del sector privado. En la cúspide de ciertas empresas mundialmente conocidas como Alibaba, Tencent y Meituan, se han instalado más células del Partido.  Estas gigantescas empresas son vistas como una amenaza potencial para el monopolio del poder del PCC, especialmente si están respaldadas por facciones del partido que Xi no favorece (VOA Chinese, 15 de diciembre de 2020, Wall Street Journal Chinese, 14 de diciembre de 2020). 

El mes pasado, Alibaba fue multada por 18.200 millones de RMB (2.750 millones de dólares) porque presuntamente infringió las leyes antimonopolio del país. El legendario ex presidente del grupo, Jack Ma, desapareció de la escena pública durante varias semanas (New York Times Chinese, 12 de abril; BBC Chinese,10 de abril). 

A la hora de explicar el descalabro de la empresa, la teoría que prevalece es un discurso pronunciado por Ma el pasado mes de octubre en el que criticaba el régimen de regulación financiera de China. Sin embargo, otra razón podría ser la conexión de Ma con la llamada Facción de Shanghai, cuya conducción solía estar a cargo del ex presidente Jiang Zemin. Por ejemplo, se dice que el nieto de Jiang, Jiang Zhicheng, es uno de los principales accionistas de Ant Group, una filial de Alibaba cuya salida a bolsa a finales del año pasado fue aparentemente bloqueada por orden de Xi (Radio French International, 18 de febrero; Ming Pao,  17 de febrero).

Wang Xing (王兴), el multimillonario presidente de Meituan -una plataforma de Internet para la venta de tecnología- también tuvo problemas después de que Wang publicara el 6 de mayo en el sitio web de la empresa un poema de la dinastía Tang titulado "Quemar los libros y enterrar a los escribas", que describía el cruel reinado del primer emperador de China, Qin Shi Huang (259-210 a.C.). Aunque los censores no tomaron medidas inmediatas, hasta los mismos inversores chinos de a pie percibieron que el poema podía enfurecer a Xi, quien, al igual que el presidente Mao, se considera un admirador del emperador Qin. Pocos días después de que Wang publicara el poema, el precio de las acciones de Meituan cayó casi un 10% en la Bolsa de Hong Kong (Deutsche Welle Chinese, 12 de mayo; Radio Free Asia, 10 de mayo).

Teniendo en cuenta el famoso dicho de Mao según el cual "el poder crece gracias al cañón del fusil", Xi también eliminó a los cuadros corruptos o desleales del Ejército Popular de Liberación (PLA). Según establece un documento publicado en marzo por la Comisión de Inspección Disciplinaria del PLA, todos los oficiales del ejército deben seguir incondicionalmente las instrucciones de la dirección del partido. Xi, en su rol de presidente de la CMC establece que los soldados deben ser "absolutamente leales, absolutamente puros y absolutamente fiables" (China News Service,, 14 de marzo). Tan solo considerando el mes de abril, al menos dos oficiales de alto rango vinculados al ejército fueron detenidos por presuntas actividades "antidisciplinarias e ilegales", entre ellos el general Song Xue (宋学), jefe adjunto del Estado Mayor de la Marina del PLA, y Yin Jiaxu (尹家绪), ex presidente del gigantesco fabricante y comerciante de armas Norinco (Guancha.cn, 30 de abril; People’s Daily, 4 de abril).

En los últimos dos años, numerosos miembros de la cúpula del ejército fueron detenidos por infracciones disciplinarias. Entre ellos, el vicecomandante de la Fuerza de Apoyo Estratégico, el general Rao Kaixun (饶开勋); el comisario político del distrito militar de Hainan, el general Ye Qing (叶青); el comisario político del distrito militar de Jiangsu, el general Meng Zhongkang (孟中康); el vicecomandante de las fuerzas terrestres del Mando del Teatro Occidental, el general Xu Xianghua (徐向华); y el presidente y el director general de la China Shipbuilding Industry Corp, respectivamente Hu Wenming (胡问鸣) y Sun Bo (孙波) (Finance.sina.cn, 6 de mayo; Caixin.com, 19 de mayo de 2020; HK01.com, 1 de enero de 2020).  Cabe destacar que el año pasado, la purga del PLA ha estado acompañada de una reorganización a fondo del personal de alto nivel en el Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de Seguridad del Estado.

 

Conclusión

Además de ser ensalzado como un maestro de las finanzas y la economía, la política exterior y la construcción del partido, Xi ahora también es reconocido como el custodio de la "visión correcta de la historia del partido". En una reciente conferencia nacional sobre "El estudio y la enseñanza de la historia", el líder supremo señaló que cada miembro del partido debe tener "la visión correcta de la historia del partido". "Debemos establecer una gran perspectiva histórica (大历史观, da lishi guan)", instó Xi, a fin de "explorar las leyes de la historia, plantear las estrategias y políticas correspondientes, e impulsar la sistematización, la previsión y la creatividad de nuestro trabajo”. Xi añadió: "Debemos seguir controlando las leyes y tendencias del desarrollo histórico, y aprovechar la iniciativa histórica (历史主动, lishi zhudong) en el desarrollo del partido y de las empresas nacionales" (People’s Daily, 27 de abril).

A principios de este año, el politólogo Wu Qiang (吴强), afincado en Beijing, declaró a los medios de comunicación de Hong Kong que el próximo primero de julio el PCC publicará un importante documento histórico que "glorificará la posición de Xi como máximo responsable [y decision-maker del partido]" hasta el punto de "divinizar a Xi" y convertir sus enseñanzas en una religión (Hong Kong Citizen News 21 de febrero). Sin embargo, al negarse a admitir los numerosos y graves errores cometidos por la dirección del partido desde 1921 -y al elogiar los dudosos principios del maoísmo- Xi corre el riesgo de ignorar las lecciones del pasado. De esta manera, tanto el Partido como el estado quedarían comprometidos con el lado equivocado de la historia.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Xi Jinping usa la “cultura tradicional” para lanzar una nueva Revolución cultural
11/02/2016 23:39
Después de Mao, llegan las ‘purgas’ di Xi Jinping
08/10/2020 16:49
Xi Jinping ensalza la ‘democracia’ de Beijing, pero parte del Partido se opone a él
15/10/2021 15:18
Mao Zedong, perseguidor de las religiones, ahora es adorado como un dios
28/12/2016 12:39
Xi Jinping: Mao no era un dios, pero su espíritu...
27/12/2013