20/05/2022, 12.59
INDIAN MANDALA
Enviar a un amigo

Los agricultores indios también castigados por la prohibición de exportar trigo

de Alessandra De Poli

Al enviar exportaciones récord al extranjero, los agricultores se beneficiaban de los altos precios en los mercados mundiales. Los críticos afirman que el gobierno se obstina en no servir a los intereses de los pobres. Beijing defendió a Delhi ante las críticas del G7.

Milán (AsiaNews) - La prohibición de la India de exportar trigo corre el riesgo de castigar (también) a los agricultores indios. Es la otra cara de la medida adoptada la semana pasada por el primer ministro Narendra Modi, que luego intentó corregir el tiro diciendo que se cumplirán los pedidos para los que ya se han emitido cartas de crédito irrevocables. Otros envíos se concederán a países con "necesidades de seguridad alimentaria" en función de cada caso y previa aprobación de Delhi.

De hecho, explican los economistas, el gobierno indio ha dado marcha atrás tras el aumento de la inflación por encima del 8%. También afirmaron que el suministro interno nunca había sido tan bajo en los últimos 15 años: hasta ahora, el gobierno sólo ha comprado 18 millones de toneladas de trigo para las necesidades internas, frente a los más de 43 millones de la temporada de 2021.

Como es bien sabido, cerca de un tercio de las exportaciones mundiales de trigo procedían de Rusia y Ucrania: tras el estallido de la guerra -y el bloqueo de los barcos cargados de trigo en el puerto ucraniano de Odesa- los precios de los cereales subieron más de un 60%. La India también ha conseguido llenar el vacío dejado por el bloqueo de las exportaciones ucranianas gracias a una cosecha abundante: hasta el 31 de marzo se habían exportado más de 7 millones de toneladas por un valor de más de 2.000 millones de dólares. Esto supone un aumento del 275% respecto al año anterior.

La prohibición de las exportaciones provocará ahora una nueva escasez de trigo en los mercados internacionales, lo que hará subir aún más los precios. De este modo, no sólo está en peligro la cadena mundial de suministro de alimentos, como ha señalado el World Food Programme de la ONU, sino también la seguridad económica de los agricultores indios -que ya se encuentran entre los sectores más pobres de la población- y que habrían sido los más beneficiados por las políticas de libre mercado.

En noviembre del año pasado, el gobierno indio había retirado sus leyes de reforma del mercado agrícola diciendo que quería valorizar los productos de los agricultores indios, pero eso no es lo que está haciendo Modi, sostienen los criticos. El economista Ashok Gulati, rntrevistado por The Indian Express, explicó que si el gobierno estaba realmente preocupado por la inflación, podría haber introducido un precio mínimo de exportación o un arancel: "Los suministros del gobierno han disminuido principalmente porque los agricultores obtienen precios más altos vendiendo el grano a los comerciantes y exportadores privados. Si la escasez de suministros y el agotamiento de las existencias del gobierno eran preocupantes, ¿qué impedía al gobierno ofrecer una bonificación de 200/250 rupias sobre el precio mínimo de apoyo (de 2.015 rupias por quintal) a los agricultores? Si se hiciera incluso ahora, los agricultores seguramente producirían más trigo para el mercado interno. La prohibición de las exportaciones es un impuesto implícito para los agricultores".

Todos los años, el Gobierno indio fija un precio mínimo de apoyo a los cultivos, que es el precio al que el Gobierno decide comprar determinados productos agrícolas si el precio de mercado es inferior. Pero ahora mismo el precio del trigo es un 10% más alto que el de los Mps: es decir, con la prohibición de exportar, los agricultores no podrán beneficiarse de las condiciones favorables del mercado libre. También es difícil predecir cómo irá la cosecha de este año tras dos meses de calor abrasador, que marcaron temperaturas récord de más de 45°. Segùn los expertos, las estimaciones de producción tendrán que revisarse necesariamente a la baja, y los más pesimistas prevén una caída del 10%.

Los miembros del G7 expresaron su "preocupación" por la decisión del Gobierno de Modi y Estados Unidos pidió a las autoridades indias que "reconsideraran" la política proteccionista. Mientras que fuentes gubernamentales de la India culparon a los países occidentales por "no haberse comportado de forma diferente con los medicamentos y las vacunas" durante la pandemia, China, primer productor mundial de trigo por delante de la India, que lleva tiempo tomando medidas similares, defendió la decisión de Delhi.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Jilin, vacunas del escándalo: un funcionario intenta suicidarse. Los males del proteccionismo chino
31/07/2018 14:32
Yakarta: prohibieron la exportación de aceite de palma a partir de mañana
27/04/2022 15:52
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Chhattisgarh, tras las elecciones, se reanudan los ataques contra los cristianos
28/05/2019 12:22
Ram Puniyani: en la era Modi 2.0, “la democracia será subvertida”
24/05/2019 17:56


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”