11/10/2022, 10.48
RUSIA
Enviar a un amigo

Misiles contra Ucrania: el pánico y la ira de Putin

de Vladimir Rozanskij

La respuesta del Kremlin al ataque con explosivos en el puente de Crimea. Moscú disparó cuando menos 84 cohetes contra objetivos ucranianos, incluyendo blancos civiles. Según un experto, Putin quiere aterrorizar a la población ucraniana. El "zar" entra en pánico: toma decisiones contradictorias e imprevisibles.

Moscú (AsiaNews) - Putin calificó los bombardeos de ayer en diferentes partes de Ucrania como "un ataque masivo, con armas de largo alcance de alta precisión”, realizado “desde bases aéreas, marítimas y terrestres contra objetivos energéticos, destacamentos militares y redes de comunicación". Los bombardeos pretenden ser una respuesta a la tremenda indignación que provocó el ataque explosivo en el puente de Crimea, símbolo de la "victoria" rusa en estos años de guerra desde la anexión de la península en 2014

Al menos 84 misiles rusos alcanzaron Kiev, Zaporiyia, Dnipró, Leópolis, Zhitómir, Járkov, Nikolaev, Odesa, Poltava y otras ciudades. Las defensas antimisiles ucranianas interceptaron y destruyeron alrededor de la mitad de ellos; Moscú también utilizó drones "suicidas", algunos de los cuales habían sido comprados recientemente a Irán.

El politólogo Ivan Preobražensky comentó en Currentime.tv el destructivo giro de los acontecimientos y lo que esto significa para los equilibrios internos del Kremlin: "La venganza por el puente de Crimea se consideró obligatoria en esta situación", pero no está claro por qué se atacaron tantos objetivos civiles, como centros comerciales o parques infantiles, en lugar de centrales eléctricas o bases militares. Según el académico, "de esta manera se pretende atacar y aterrorizar a la población ucraniana; es una lógica terrorista".

La violencia sin precedentes de estos ataques también está relacionada con el nombramiento de otro "carnicero" como jefe de las operaciones militares rusas en Ucrania. Se trata del general Sergei Surovikin, de 56 años, conocido por los bombardeos rusos en Siria. Su designación se inscribe en la lógica de infundir miedo a los adversarios. Al mismo tiempo, es una señal de cuán profundo es el conflicto interno entre Putin y el ministro de Defensa ruso,     Serguéi Shoigú.

Aparentemente, el nuevo comandante es uno de los ideólogos del uso de armas nucleares tácticas en acciones militares ordinarias. Preobražensky señala que el uso masivo de misiles de largo alcance desde el comienzo de la guerra y a una escala no vista desde la Segunda Guerra Mundial, ha reducido notablemente el arsenal "ordinario" de Rusia. Acciones como la de ayer requieren tomar decisiones rápidas, saltándose toda la cadena de mando, con una llamada telefónica de Putin en cinco minutos.

La reacción de Putin al bombardeo del puente de Crimea el 8 de octubre se retrasó hasta la noche del día 9. Esto revela una condición psicopática que también era típica de Stalin, especialmente tras el inicio de la invasión nazi en 1941. No faltan versiones que atribuyen la organización de la explosión del puente a los halcones del FSB, precisamente para provocar la ira incontrolada del zar: ahora, preso del pánico y la furia ciega, Putin pretende castigar a todos, y busca culpables adentro y afuera.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, habló en reiteradas ocasiones de la "doctrina nuclear" pero ahora evita comentar el asunto, evidentemente a la espera de las decisiones finales del líder. El problema es que la ira suele alternarse con el pánico, y las decisiones de Putin en estos días parecen bastante contradictorias e imprevisibles. Cuanto más cerca se está de la posibilidad de pasar a las armas nucleares tácticas, menos se sabe en las altas esferas políticas y militares.

Sin embargo, las armas nucleares no pueden ser arrojadas con sólo apretar un botón. Hay que desplazarlas para que apunten en la dirección correcta, y Rusia todavía no está en condiciones de pasar a esta fase "final" del conflicto. La reunión en curso del Consejo de Seguridad del Kremlin podría ser un desencadenante más de la escalada bélica. Pero difícilmente se logre descifrar sus jugadas a la brevedad

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La victoria imposible de Putin
09/05/2022 10:47
Kiev quiere destruir el puente de Putin en Crimea
21/06/2022 11:44
Invasión en Ucrania: el Donbass olvidado
03/03/2022 10:00
Moscú quiere que Astana se disculpe por la yurta de la discordia en Buča
13/01/2023 10:41
Nuevo cisma ortodoxo en el Donbass
07/10/2022 10:47


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”