24/11/2021, 10.35
KAZAJISTÁN
Enviar a un amigo

Nursultán, se multiplican los conflictos interétnicos

de Vladimir Rozanskij

Luego de arremeter contra los ciudadanos de origen ruso, los nacionalistas kazajos tienen bajo la mira a los de habla turca. Enfrentamientos con uigures y dunganos. El gobierno resta importancia a la situación e invita a la población a vivir en armonía. La pobreza empuja a las minorías a los suburbios, donde crece la tensión social.

Moscú (AsiaNews) - Aún no cesa la polémica en torno a la postura anti-rusa del bloguero kazajo Kuat Akhmetov, y ahora otros nacionalistas kazajos arremeten contra personas de  etnias diferentes, como los uigures. Akhmetov organizó "patrullas lingüísticas" en los supermercados, obligando a la gente a disculparse por utilizar el idioma ruso.

Luego de los enfrentamientos de finales de octubre en Pidžim, en la región de Almaty, donde se desató una riña masiva entre kazajos y uigures locales, los llamamientos nacionalistas contra la comunidad de habla turca se han multiplicado en diversas plataformas en los últimos días. En Kazajistán hay cerca de 275.000 uigures -el 1,5% de la población total-, y la hostilidad hacia ellos no constituye una novedad. Sin embargo, las autoridades siguen negando el problema, y repiten que "la tolerancia y la armonía interétnica son los mayores logros de nuestra nación".

El año pasado ya se habían producido trágicos enfrentamientos entre kazajos y dunganos en la provincia de Kordaj, en la región de Zambyl. Más de un millar de personas asaltaron las casas de la minoría turcoparlante. El saldo fue de 11 muertos, 18 heridos de gravedad y tiendas y viviendas devastadas. Se produjeron otros enfrentamientos entre kazajos y uzbekos, así como con kurdos, lezgos, ávaros, darguines, tayikos y chechenos.

El intento del gobierno de restar importancia a estos incidentes, clasificados como "gamberrismo" y "violencia callejera", no hace sino agravar el problema. Desde muchos sectores se piden leyes estrictas que castiguen el nacionalismo étnico, limitando las pretensiones de los kazajos de asimilar a otros pueblos, por proclamarse mayoría del  "Estado constituyente", como suelen afirmar..

La situación social y económica, cada vez más difícil, contribuye en gran medida a las tensiones, especialmente tras dos años de restricciones por la pandemia. En las áreas suburbanas de Kazajstán se agolpan muchos grupos étnicos minoritarios que aceptan los trabajos más humildes, sobre todo en la agricultura.

Recientemente, el presidente Kasym-Žomart Tokaev manifestó su oposición a que los "barrios étnicos" se conviertan en guetos marginales. En su intervención en la Asamblea de los Pueblos de Kazajistán, en la que están representados 125 grupos étnicos diferentes, afirmó que los guetos "conducen al aumento de las tensiones y los conflictos interétnicos"

Muchos se preguntan cómo superar las divisiones actuales, ya sea mediante una política de reasignación urbana, creando nuevos equilibrios territoriales, o por el contrario asignando áreas más amplias a las distintas minorías, creando "cantones lingüísticos" según el modelo de Suiza. Varios comentaristas insisten en que para encontrar soluciones sería necesario un debate más abierto y democrático, y no limitarse a apelar desde lo alto a la "amistad entre los pueblos", que retrotrae a los tiempos soviéticos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Amistad y rencores entre Moscú y Nursultán
11/11/2021 10:13
Putin y los kazajos coinciden en la ecología, pero se enfrentan por los tigres
07/10/2021 11:04
El clan Nazarbayev sigue siendo dueño de Kazajistán
20/01/2022 11:15
Nursultán, la ‘fiesta’ de Nazarbaev y sus parientes
03/12/2021 10:08
Nursultán, el Presidente Tokaev llama a afrontar la crisis económica y lingüística
03/09/2021 09:55


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”