25/01/2017, 13.16
INDIA
Enviar a un amigo

Arzobispo de Bangalore a los jóvenes: estén atentos a los peligros de Internet

Mons. Bernard Moras envía un mensaje para el próximo Sínodo de jóvenes, que se llevará a cabo en 2018. Advierte que el mundo virtual “es como la lámpara de Aladino, que nos hace obtener cualquier cosa que queramos”. Al mismo tiempo, la web oculta a explotadores y estafadores. Al hacer que todo se vuelva accesible, “internet transforma a los jóvenes en ramitas débiles, que no aceptan el fracaso”.  

Bombay (AsiaNews) – Estén atentos, para no volverse “esclavos de la tecnología” y sepan “distinguir el bien del mal” en la inmensidad del mundo virtual. Es la advertencia que hizo Mons. Bernard Moras, arzobispo de Bangalore (Karnataka), que pone en guardia a los jóvenes acerca de los peligros de internet. En vista del próximo Sínodo de obispos, que se llevará a cabo en 2018, y cuyo tema será “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, él ha enviado a AsiaNews el texto de su mensaje. En el documento habla acerca de las enormes posibilidades de comunicación e intercambio ofrecidas por la web, que se ha vuelto de uso común entre muchachos y muchachas, que “chatean”. Al mismo tiempo, destaca los riesgos que se ocultan en las páginas web, detrás de las cuales a menudo se ocultan estafadores y delincuentes.

Mons. Moras se detiene en algunas señales de alarma presentes en las familias de hoy en día. Por una parte, afirma, “la vida parece más pacífica, gracias al desarrollo de la ciencia y de la tecnología, que permiten que un número de niños cada vez mayor tenga a acceso a formas de instrucción calificada […] Además la invención de internet, que conecta al mundo, vuelve nuestra vida tranquila y precisa”. Por otro lado, “todo aquello que parece ser fácil y seguro a través de Internet, a la larga resulta ser todo lo contrario”.

La web, sostiene “victimiza a niños inocentes, a adolescentes y jóvenes, que desean obtener todo lo que es de este mundo”. Y se pregunta: “¿Quién juzga qué es confiable y qué no? ¿Cómo distinguir lo que es justo de aquello que es errado?”. Esto sucede sobre todo en las “infinitas oportunidades que los chicos tienen de chatear de manera gratuita con coetáneos de cualquier parte del mundo. Ellos dialogan incluso con desconocidos, y esto puede transformarse en un hábito y conducir a formas de dependencia”.

El arzobispo se refiere en particular a las muchachas, “que con estos chats de sienten aceptadas por individuos que no conocen. Puede resultar insólito, pero a veces hay quienes quedan atrapadas y están sujetas a formas de chantaje por el hecho de haber compartido información personal”.

El mundo virtual, continúa, “es como la lámpara de Aladino, que nos hace obtener cualquier cosa que queramos […] es un cofre del tesoro ilimitado, pero que jamás está lleno”. Pero, advierte, hay que aprender a dosificar el uso y evitar que “el abuso transforme la vida de los jóvenes en un caos”. “Todo joven quiere ser fuerte y elegante como un árbol –afirma-, pero estas trampas los transforman en ramitas débiles y frágiles”.  

Según Mons. Moras, las consecuencias del mal uso de internet tienen repercusiones en los jóvenes que llegan a ser incluso psíquicas: “El deseo empuja a todo individuo a tratar de obtener todo lo que existe bajo el cielo. Los medios virtuales llenan los corazones inocentes con el deseo malvado de ganarse este mundo infinito, lo cual no es posible, por el hecho de ser finito. Esta actitud colma a los jóvenes de una infinita confianza [en sí mismos] y los jóvenes luego no son capaces de aceptar el fracaso”.

Frente a estos peligros, el arzobispo recuerda que los jóvenes son “la sal de la tierra” (Mt. 5, 13). Por ende, invita a los padres, a los medios y a los líderes religiosos, a vigilar su desarrollo y “incrementar la conciencia de que estos dispositivos no son reales”. La única solución posible, concluye, “es el crecimiento en Cristo. Debemos construir mentes fuertes y resueltas, que hagan elecciones sabias. Jamás debemos permitir que internet distraiga o perturbe nuestro pensamiento. Todos somos reclamados a fin de que la utilización de internet traiga armonía a nuestra vida”.  (NC)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Jesuita indio: la Iglesia tiene derecho a intervenir en la sociedad
14/06/2018 14:21
Sacerdotes chinos festejan la primera participación de sus obispos en el Sínodo
03/10/2018 16:29
El Arzobispo de Bangalore inaugura el primer consultorio familiar
24/02/2017 14:13