03/08/2018, 10.48
ASIA CENTRAL - RUSIA
Enviar a un amigo

Derrotado en Oriente Medio, el ISIS se fortalece en Asia Central

de Vladimir Rozanskij

Unos 800 militantes e incluso más, están posicionándose en Tayikistán, Uzbekistán y Turkmenistán. Tayikistán cuenta con la protección de los soldados rusos; Uzbekistán tiene el mejor y más aguerrido ejército de la región; el Estado más débil es Turkmenistán. La mayor parte de los combatientes que lucharon en Siria provenía del Asia Central, y en particular, de Kirguistán. 

Moscú (AsiaNews) – Según declaraciones del vicepresidente Michael Pence, el “Estado Islámico” (EI) no existe más y el Califato ha quedado completamente desintegrado. Sin embargo, hay importantes señales de un fortalecimiento del ISIS en el Asia Central y sobre todo en Tayikistán.

Es cierto que en Siria y en Irak -donde durante años los radicales islámicos tuvieron bases y controlaron las armas de más de la mitad del territorio- sólo han quedado pequeños focos esparcidos y poco significativos.

En este momento, teóricamente la disposición de las fuerzas, tanto en Siria como en Irak, se reduciría a un par de pequeños aglomerados de aquél que fuera un poderoso ISIS, los cuales, por otro lado, están a punto de ceder. Según el ejército americano, en ambos países, en los últimos años los terroristas han perdido el 98% de las zonas que solían controlar, y continúan retirándose de del lugar hasta desaparecer.

Pero aún así, lo cierto es que los combatientes del ISIS no han desaparecido. Según el periódico turco Khaber-turk, el ISIS está amenazando el Cáucaso y el Asia Central: “Los terroristas se han concentrado sobre todo en la frontera afgano-tayika”, escriben los corresponsales que aportan datos del ejército de Ankara. También se habla sobre la amenaza de los islamistas en Asia Central en las transmisiones televisivas de Al Jazira, que remarcan que en los últimos meses, los sobrevivientes de las fuerzas del ISIS se retiraron de Siria e Irak para transferirse a Afganistán, y ahora tratan de reforzar sus posiciones.

A partir de las últimas reconstrucciones, puede decirse que las fuerzas del ISIS se han reagrupado fundamentalmente en la provincia afgana de Badakhshan, desplegándose sobre la frontera con Tayikistán. Es difícil precisar cuántos soldados islámicos se encuentran en el lugar; según fuentes de los EEUU, habría cerca de 800 personas, pero los servicios de seguridad afganos aseguran que son muchos más. Precisamente desde aquella zona, los terroristas se estarían distribuyendo entre varios países del Asia central.

Los tres países de esa zona que limitan con Afganistán son las ex repúblicas soviéticas de Tayikistán, Uzbekistán y Turkmenistán, justamente los países con mayor riesgo de sufrir una infiltración islamista. Los más protegidos son los uzbekos, cuya frontera con Afganistán es un territorio sumamente accidentado y peligroso, que sólo puede ser atravesado por el puente de Hairabad; además, en este momento, el ejército uzbeko es el más fuerte de la región.

En Tayikistán, la situación es realmente crítica: el ejército y el gobierno del país son muy débiles y la frontera afgana es mucho más permeable. Los tayikos tendrían a su favor un contingente de 5.000 soldados rusos y una base entera del ejército de Putin, que desde hace años se encuentran destinados en el lugar para mantenerlo bajo control. Actualmente, los rusos están desarrollado un trabajo de monitoreo de fronteras, por pedido explícito del presidente tayiko Emomali Rakhmon en el último encuentro que tuvo con Vladimir Putin.

Según se calcula actualmente, sería Turkmenistán el país con mayor riesgo de sufrir la penetración del ISIS. El país es muy cerrado, está aislado, y no difunde demasiada información hacia el exterior. Según expertos en la materia, las fuerzas armadas turkmenas serían muy frágiles, estarían mal equipadas y todavía seguirían muy ligadas a los viejos sistemas soviéticos de manejo de la guerra, sin contar con recientes experiencias prácticas de resistencia a invasiones externas.

Por otra parte, el Asia Central es la región nativa de la mayor parte de los combatientes del ISIS; estimaciones no oficiales afirman que es precisamente Turkmenistán el lugar desde donde partieron cientos de soldados rumbo a Siria e Irak, mientras que otros provenían de Uzbekistán y Tayikistán. El contingente más numeroso, formado por cerca de un millar de terroristas, parece haber provenido de Kirguistán, donde los fanáticos religiosos están más activos en las ciudades de Osh y Jalal-Abad, situadas sobre la frontera con Uzbekistán.

Una primera acción terrorista del ISIS en Tayikistán fue reivindicada el 31 de julio pasado. Dos días antes, siete turistas extranjeros fueron atacados en la región de Danghara, a 150 km de la capital, Dusambé. Dos americanos, un suizo y un holandés fueron asesinados; otros tres turistas fueron heridos. Primero arrollaron el vehículo donde viajaba el grupo, y luego fueron atacados por hombres armados. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ashgabat, Berdimuhamedov es presidente por tercera vez. Permanecen la pobreza y la represión
13/02/2017 21:19
El futuro de Asia Central: muchas oportunidades, aunque se requiere cooperación
06/04/2017 18:17
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
En Asia central, el pretexto del Isis sofoca al disenso
22/08/2018 16:31
Enfrentamientos entre Tayikistán y Kirguistán: una víctima y varios heridos
24/07/2019 14:01