11/11/2016, 10.24
ESTADOS UNIDOS – ISRAEL - ISLAM
Enviar a un amigo

Israel y el estado islámico celebran al nuevo presidente de los EEUU, Trump

Sitios yihadistas y milicianos de Daesh festejan el suceso del candidato republicano. Trump mostrará “la cara fea de América”. Él es un “toro estúpido, arrogante y presuntuoso, más estúpido que Bush”. Para el ideólogo de al Qaeda es “el inicio de la “destrucción” de los EEUU. Netanyahu recuerda el “vínculo férreo” entre los dos países. La invitación a Washington en la “primera oportunidad” factible. 

 Washington (AsiaNews/Agencias) – La elección de Donald Trump como 45to presidente de los Estados Unidos, recibida en los últimos días con las declaraciones que son de ritual y los augurios y felicitaciones de los principales líderes mundiales, es vista como una “buena oportunidad” por parte de Israel y el Estado islámico (EI). En estos últimos días, los sitios y redes sociables asociadas al movimiento yihadista están difundiendo con alegría la victoria del candidato republicano a la Casa Blanca, considerado un “francotirador abiertamente hostil a los musulmanes”.

Durante los meses de campaña electoral, la cúpula de Daesh [acrónimo árabe para el Estado islámico, EI] no había marcado grandes diferencias entre Trump y la exponente demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, a pocas horas de la oficialización de la victoria del “multimillonario populista”, algunas personalidades cercanas al EI y diversos usuarios de sitios yihadistas comenzaron a manifestar su entusiasmo.

En algunos mensajes difundidos en Telegram [un programa de mensajería encriptado, ndr] los altos mandos del EI invitaban a los miembros del grupo a “regocijarse”, porque Trump “mostrará la cara fea de América”. Su victoria “es algo bueno para la nación musulmana”, replicaba otro yihadista, que a su vez no esconde su “optimismo” porque él es un “toro estúpido, arrogante y presuntuoso, más estúpido que [George W.] Bush”.

Otros incluso afirman que la “vulgaridad” de Trump “pondrá en una situación incómoda” a los “tirano árabes” y esto “extenderá el campo de la yihad”.

En efecto, durante los meses de la campaña electoral, el flamante presidente no vaciló en atacar a la comunidad musulmana: desde la prohibición del ingreso a los Estados Unidos para los fieles de Mahoma, a las palabras punzantes reservadas a Arabia Saudita y a la monarquía. En los meses que han pasado, sobre los sitios de propaganda de Daesh, Trump y Clinton siempre fueron descriptos como “comprometidos codo a codo con el Estado judío en la guerra contra el islam”.

En la web, los militantes del Estado islámico recalcan las protestas callejeras con las que se ha acogido la victoria de Trump en los EEUU, y auguran que éstas puedan aumentar, así “retirarán sus ejércitos” de Oriente Medio para aplacar la revuelta interna.

Sobre la elección del multimillonarios republicano también se ha expresado Abou Mohammad al-Maqdis, ideólogo de al Qaeda que vive en Jordania.  “Trump en el poder – subraya el líder extremista – podría ser el inicio de una división de los Estados Unidos y de la era de su destrucción”

Junto al Estado islámico, los altos dirigentes del gobierno israelí también parecen satisfechos con el resultado electoral –al menos, según lo indican en declaraciones oficiales-. La plana de líderes local recuerda cuanto fue afirmado por Trump meses atrás, quien dijo estar dispuesto –en caso de victoria- a transferir la embajada estadounidenses desde Tel Aviv a Jerusalén, desafiando la posición dominante en la ONU.

El mismo premier Benjamin Netanyahu, quien definiera a Trump como “un verdadero amigo de Israel”, está seguro de que el nuevo inquilino de la Casa Blanca llevará las relaciones de Israel y los Estados Unidos a “cimas nunca antes alcanzadas”.  “No veo la hora de trabajar con él – agregó  Netanyahu – para reforzar la seguridad, la estabilidad y la paz de la región”.

El premier israelí recordó “el vínculo férreo” entre los dos países, que hunde sus raíces en “valores compartidos”, reforzados por “intereses comunes, y guiados por un destino común”. “Confío –concluye Netanyahu- en que el presidente Trump y yo continuaremos fortaleciendo la alianza única que liga a nuestros dos países”. La llamada telefónica de Trump a Netanyahu y la invitación a visitar los Estados Unidos en la “primera oportunidad” factible, para concretar un encuentro, parecen confirmar este vínculo especial.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El desencanto de Asia frente a las presidenciales de los EEUU
07/11/2016 15:37
En el Oriente Medio creen que los negocios guiarán las políticas del "comerciante" Trump
11/11/2016 14:49
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Los saludos y temores de Asia por la victoria presidencial de Donald Trump
09/11/2016 18:41
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26