01/07/2017, 14.36
HONG KONG - CHINA
Enviar a un amigo

Los 20 años de Hong Kong: las amenazas de Xi Jinping y los golpes de la policía

de Paul Wang

El presidente chino hace las advertencias del caso si se cruza la "línea roja" y se pide la independencia de Hong Kong. Los jóvenes deben estudiar la Constitución china. El gobierno debe implementar medidas para una mayor seguridad del territorio. Activistas democráticos golpeados por policías y matones "patrióticos de la mafia de Hong Kong". La marcha del 1ero de julio pasado tras la salida de Xi Jinping de Hong Kong. Se pidió la liberación de Liu Xiaobo. Ministerio chino de Asuntos Exteriores: La Declaración Conjunta entre China y Gran Bretaña en 1984 no tiene ningún valor.

Hong Kong (AsiaNews) - En el acto central para conmemorar el 20mo aniversario de la entrega de Hong Kong de manos de Gran Bretaña a China, el presidente Xi Jinping enfatizó fuertemente la pertenencia del territorio a China, advirtiendo a todos aquellos que desafíen la soberanía de Beijing sobre la ciudad, en caso de cruzar lo que él dio en llamar una "línea roja".

También advirtió que los jóvenes de la zona deben tener "plena comprensión" de la Constitución china, que en su opinión fundó las bases de la "política de una nación, dos sistemas", que regula las relaciones entre China y Hong Kong.

Xi habló en el centro de convenciones en Wan Chai, inmediatamente después de la toma de posesión del nuevo jefe del Ejecutivo Carrie Lam y de su gobierno, frente a unos 2.000 huéspedes de la élite de Hong Kong (foto 1). Pero a unos pocos pasos del edificio, decenas de jóvenes se manifestaron para exigir la plena democracia para Hong Kong y la liberación del disidente Liu Xiaobo. Éstos fueron atacados por la policía y los grupos pro-Beijing (fotos 2 y 3). Los jóvenes dicen que fueron golpeados y llevados por la fuerza: algunos tienen moretones en el cuerpo, algunas costillas rotas y han decidido denunciar esta violencia que los afectó sin previo aviso. El grupo acusó a la policía por no haberlos siquiera protegido cuando fueron atacados por aquellos que llamaron "matones patrióticos con lazos en las tríadas [mafia china]."

En su discurso, tranquilo y sonriente, Xi reiteró la importancia del principio de "una nación, dos sistemas" y admitió que en Hong Kong también puede haber diferentes ideas sobre muchos temas, dijo que el gobierno central está abierto al diálogo con todas las fuerzas de Hong Kong.

Pero descartó cualquier objetivo "independentista" y lo más importante - hecho nuevo desde 1997, el año de transición - ha afirmado que la constitución china (y por lo tanto "una nación") está antes que el principio de "dos sistemas". El temor de muchos es que este énfasis en la Constitución de China, amplía aún más la interferencia de Beijing en la vida del territorio no sólo en el plano político y económico, sino también en el plano jurídico, al tiempo que socava el estado de derecho y la independencia del poder judicial, siguiendo el modelo Popular de China.

El discurso del Xi destacó las oportunidades para Hong Kong de crecer como "centro financiero internacional, como puerto y como base para el comercio, a fin de promover un mayor crecimiento", pero no se refirió a los problemas en los cuales se debate la gente, como las pocas perspectivas de empleo y los precios estratosféricos de las casas.

Xi también hizo hincapié en que la ciudad debe adoptar instrumentos porque "Hong Kong tiene que mejorar su sistema de apoyo a la soberanía nacional, la seguridad y el desarrollo". Para varios comentaristas estas palabras fomentan la adopción de una ley sobre la seguridad nacional, algo anunciado muchas veces en Hong Kong y siempre rechazado por la población desde 2003.

Y en memoria del primer evento para rechazar la ley de seguridad (el famoso Art. 23), en el año 2003, todos los años el primero de julio se realiza una manifestación con cientos de miles de personas. Este año comenzó a las 3 pm, dos horas después que Xi Jinping partío del territorio. A principios de marzo, se produjo el testimonio de Lam Wing-kee. Lam es uno de las cinco editores-libreros que en 2015 fue secuestrado por la policía china, en una nueva señal de la interferencia de Beijing en la vida de Hong Kong. Lam ha pedido al gobierno chino liberar a Liu Xiaobo y a su esposa.

En marzo, el parlamentario demócrata Au Nok-hin, dijo que el pueblo de Hong Kong está cada vez más preocupado por la reducción de la libertad. Ayer, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang dijo que la Declaración Conjunta de 1984, "no tiene ningún valor realista" y "ningún poder de obligación". La Declaración, firmada en su momento por Gran Bretaña y China, traza las condiciones en las que iba a darse el retorno de la colonia a China. En los últimos días, algunos ministros británicos dijeron que China está traicionando la promesa de mantener "un alto grado de autonomía" para Hong Kong.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Xi Jinping inspecciona las tropas en Hong Kong. Las protestas de los activistas
30/06/2017 12:47
¿Qué cambia y qué queda de los últimos 20 años de Hong Kong? La contribución de los cristianos
28/06/2017 18:02
Los 20 años de Hong Kong a la prueba con la visita de Xi Jinping
27/06/2017 17:09
El Card. Tong a Carrie Lam: La Iglesia por la plena democracia y la libertad religiosa de Hong Kong
30/03/2017 14:31
Carrie Lam visita las oficinas de Beijing en Hong Kong
28/03/2017 13:11