16/03/2015, 00.00
MYANMAR
Enviar a un amigo

Myanmar, monjes budistas denuncian al ministerio del Interior por las violencias de año 2012

Los religiosos citan a juicio al general Ko Ko, por haber ordenado "una acción ilegal" a las fuerzas de la policía. Para dispersar a la multitud de manifestantes que estaban en la plaza contra una mina de cobre chino-birmana, los agentes usaron gases lacrimógenos y balas con fósforo. Al menos 57 monjes fueron heridos gravemente. En diciembre pasado un campesino fue asesinado durante otra nueva protesta.

Yangon (AsiaNews/Agencias)- Los monjes budistas víctimas de la violenta represión por parte de las autoridades por haber protestado contra una mina de cobre chino-birmana en noviembre de 2012, han iniciado una acción legal contra el ministro del Interior de Myanmar. A la época de los hechos la policía intervino con mano dura para aplacar las manifestaciones, causando quemaduras graves y profundas heridas en el cuerpo de diversos religiosos. Entrevistado por AsiaNews, un activista católico había definido la circunstancia como la "verdadera cara" del cambio del país.

Más de 100 monjes budistas resultaron con heridas y quemaduras de diversos grados, como consecuencia del uso por parte de las fuerzas del orden de gases de humo y cohetes incendiarios que contenían fósforo. Los agentes intervinieron para dispersar a la multitud  -agricultores y religiosos- que manifestaba contra la Wanbao Mining Copper, fuente de contaminación del ambiente y la ciudadanía.

La mina de cobre se encuentra poco lejana de la ciudad de Monywa, región de Sagaing, en el centro de Myanmar y es la más grande del país. La mina es propiedad de la Myanmar Wanabo Mining Copper- parte del gigante estatal chino North China Industries Corp. (Norinco)- y trabaja en alianza con el ministerio birmano de las Minas y de una empresa cercana a la dirigencia militar.

Justice Trust, grupo activista por los derechos humanos que trabaja en Myanmar para la promoción del Estado de derecho y del respeto de la ley, decidió apoyar a los monjes en su batalla legal contra el gobierno. El movimiento aclara que la causa legal se refiere al ministro del Interior, el general Ko Ko, el cual habría ordenado "una acción ilegal" a las fuerzas de la policía.

En el ataque, varios manifestantes resultaron con quemaduras a causa de una "gas misterioso", que provocó quemaduras a la piel. Al menos 57 monjes tuvieron que ser curados por mucho tiempo para al menos aliviar en parte, los efectos del fósforo en la piel.

Las protestas de noviembre de 2012, tuvieron un vasto eco también en la comunidad internacional y condenas unánimes por parte de activistas y organizaciones por los derechos humanos. El pasado diciembre un campesino fue muerto por disparos de armas de fuego durante un enfrentamiento con la policía y los trabajadores chinos de la mina, que habían levantado precedentemente una cerca al interior de una zona diputada por los habitantes de los pueblos vecinos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Heilongjiang, 6 mineros salvados después de una semana; 5 aún sepultados; 4 muertos
27/07/2015
Qinghai, enfrentamientos entre policías y tibetanos: 'Basta de excavaciones'
12/07/2018 16:22
Comisión Onu a Naypyidaw: liberen a todos los detenidos políticos detenidos en las cárceles birmanas
20/11/2013
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26