28/05/2019, 19.12
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Secretario Caritas: Un sacerdote por familia para reconstruir vidas destruidas (Foto)

de Anna Chiara Filice

El p. Mahendra Gunatilleke cuenta sobre las masacres realizadas el el día de Pascua. “Fueron una tragedia devastadora. Las personas continuaban interrogándose sobre la existencia de Dios”. El sacerdote: Fortalecer la confianza entre las comunidades y alentar a los musulmanes a integrarse.

 

Roma (AsiaNews)- Después de los atentados de Pascua, en Sri Lanka “las personas no querían comunicar con nadie porque estaban demasiado devastadas. La única cosa que pedían era que rezaran con ellos. Así que hemos decidido asignar a cada familia un sacerdote o una religiosa. Ellos se están volviendo como custodios del espíritu de estas familias: las acompañarán recorriendo con ellos un camino. No queremos que se sientan solas”. Lo afirma a AsiaNews el p. Mahendra Gunatilleke, secretario nacional de Caritas Sri Lanka. Él se encuentra en Roma para participar en la XXI Asamblea general de Caritas Internationalis que se concluye hoy.

El  sacerdote narra la desesperación que siguió a las masacres del pasado 21 de abril, realizadas en 3 iglesias durante las misas dominicales y en 3 hoteles en el horario del almuerzo. Él delinea los programas puestos a punto para reconstruir la fe espiritual y curar las heridas físicas de los sobrevivientes, con un certeza: “Estoy convencido que si una comunidad es acompañada desde un punto de vista pastoral, espiritual, psicológico y las personas permanecen juntas, la recuperación será más veloz”.

Las masacres en las iglesias, declara, “fueron tragedias devastadoras. Estas sucedieron pocos días antes de las celebraciones por el décimo aniversario de la finalización de la guerra civil, sobre el cual estábamos concentrados”. El día después de la masacre, que costó la vida a 257 personas, “las personas estaban sin esperanza. Repetían obsesivamente: “¿Por qué sucedió todo esto?” Perdí mi familia, no quiero despertarme por las mañanas. No necesito ir a la iglesia, ¡Dios no existe!”. “Nos estamos comprometiendo mucho-agrega- en el reconstruir la confianza entre las personas, las relaciones interreligiosas que se quebraron”. “Hay heridas físicas que debemos curar, además de las mentales y psicológicos, que son aún más difíciles de superar”.

Frente a la inhumana tragedia, Caritas respondió en manera inmediata, haciéndose cargo de la asistencia a los heridos y sobrevivientes, católicos y protestantes. Algunos resultados son ya visibles: “Hemos creado un sitio de pastoral psico-social con voluntarios que dan apoyo legal y psicológico. Luego queremos activar programas para un breve y un largo período para garantizar los medios de sustento, la educación y la asistencia médica”.

Los números son elevados: al menos 150 personas entre parientes de las víctimas y otras familias para aquellos que resultaron heridos. En lo que se refiere a la financiación, “podemos contar con la cobertura de la familia Caritas y sobre los socios católicos. Pero, quisiéramos crear relaciones entre los benefactores y las familias afectadas, con los primeros que sean patrocinadores de los segundos por unos años. Hasta ahora hemos encontrado la adhesión de un buen número de familias; nos queda crear una red para coordinar todo esto”.

Además de los católicos, Caritas está ayudando a la comunidad de Batticaloa donde se encuentra la Zion Church, una de las iglesias afectadas. El p. Mahendra afirma: “El 24 de mayo algunos de nosotros fueron a distribuir fondos. A cada familia les entregamos 50 mil rupias (283 euros). Los católicos de Colombo ya son atendidos, gracias a una suma de dinero que consiguió el Card. Malcolm Ranjth y que entregó a Caritas-Sedec (oficina de Colombo). El cardenal nos dio solidaridad y nosotros la hemos llevado a Batticaloa”.

Al final, un último pensamiento justamente a los cristianos y a los musulmanes que viven en la parte oriental de la isla: “Es desde allí, de la fracción de Kattankudi, que provenían los fundamentalistas del  National Thowheed Jamath autores de las masacres. Todos saben que en los últimos años en aquella zona se difundió la ideología radical, con relaciones no sólo con el estado islámico, sino también con los predicadores provenientes de Arabia Saudita. De parte del gobierno hubo una completa negligencia. Pero, al mismo tiempo, se necesita que los líderes musulmanes comprendan el valor de la reconciliación nacional y de la paz, abandonando la mentalidad demasiado concentrada sobre sí y que tiende a no integrarse”. “Nosotros-concluye- haremos todo lo posible para llevar a nuestros hermanos musulmanes a la mesa del diálogo”.

 

Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Caritas Sri Lanka
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Colombo, dimiten en masa los parlamentarios musulmanes acusados de terrorismo
04/06/2019 13:14
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El Papa a Caritas Internationalis: humildad, comunión y renuncia vs eficientismo, mundanidad y culto de sí
23/05/2019 18:53
Card. Tagle a Caritas: Vamos a comprometernos en difundir la Laudato sì hasta los confines de la sociedad
13/07/2015