12/10/2015, 00.00
TAIWAN
Enviar a un amigo

Taipei, el Museo nacional celebra la obra del jesuita Giuseppe Castiglione

de Xin Yage
Para festejar los 90 años de la fundación del museo, uno de los más importantes del mundo, se exhibe la obra del hermano jesuita que supo servir a tres emperadores viviendo 51 años en la Ciudad Prohibida. Una obra en cerámica, basada en sus pinturas, fue regalada al Papa Francisco por el inicio de su pontificado.

Taipei (AsiaNews)- Un gran muestra, para festejar los 90 años de uno de los museos más famosos del mundo y la extraordinaria obra de un sacerdote jesuita en China, se inauguró el pasado 8 de octubre en el Museo Nacional del Palacio, que tiene sedes en Beijing y en Taipei. En la prestigiosa sede de Taipei, donde se custodia la mayor parte de las obras de arte del Museo, la muestra está dedicada al famosísimo artista milanés, Giuseppe Castiglione, que vivió durante 51 años en la Ciudad Prohibida y de quien este año se cumple el 300° aniversario de su llegada a China.

De hecho él, hermano jesuita, inmediatamente después de su noviciado, dejó Génova para ir a Portugal y luego a China, donde llegó en 1715. Teniendo dotes artísticas únicas y pudiendo servir a tres emperadores de la dinastía Qing (en orden cronológica Kangxi, Yongzheng y Qianlong), se convirtió en un artista de referencia en la historia china. Con paciencia, supo calibrar y relacionar dos tradiciones pictóricas, la china basada en la tinta y sobre papel de arroz, y la occidental, que usaba la pintura al óleo, el claroscuro y la perspectiva.

Por primera vez, junto a los hermosísimas pinturas del Museo, entre las cuales figura el refinadísimo “Cien caballos”, llegaron a Taipei dos pinturas más, que eran conservadas en la casa de descanso Pío Instituto Martínez de Génova, junto a otras obras que eran custodiadas en la Biblioteca Nacional Francesa, en París y en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, en los EEUU. Además, una entera sección está dedicada a la bellísima muestra multimedia, basada en las obras del jesuita milanés, realizada por la Universidad de Estudios en Tecnología de Hong Kong y por el Engine Studios de Taipei.

En esta ocasión especial, la inauguración fue introducida por los discursos de la directora del Museo, por el presidente Ma Ying-jeou y por el vicedirector del Museo de Beijing. Estaban presentes, además de una gran cantidad de personas, numerosas autoridades internacionales, tanto diplomáticas como académicas.

Entre los otros, estuvo también el propietario de la industria de cerámica Franz, quien había regalado a Ma Ying-jeou una obra en cerámica basada en los caballos de Castiglione, que luego fue ofrecida al Papa Francisco, también él jesuita, durante la misa de inicio de su pontificado.

Castiglione está viviendo un año especial, después del gran suceso de la película documental transmitida en China el pasado 30 de septiembre -que fuera transmitida también en Italia-, producida por Jiangsu TV (Nanquin) y Kuangchi Program Service (Teipei). Justo la noche del miércoles 30 de septiembre se realizó la primera transmisión, para un centenar de espectadores privilegiados, en Milán, tierra de origen del artista. Por otro lado, esta película documental lleva por título “Giuseppe Castiglione en China: pintor imperial, humilde siervo”.

Simultáneamente, también en Italia pero esta vez en Florencia, en la iglesia de la Santa Cruz-  está en curso una muestra digital multimedia sobre la obra de Castiglione, la cual realmente merece ser visitada.

La humildad, las dotes artísticas y la laboriosidad de este artista lo hacen único en el arte internacional. Obras de dos mundos, el europeo y el chino, que artística y culturalmente parecen muy distantes. Su herencia permite continuar un diálogo y un encuentro que transciende todas las posibles diferencias o puntos de vista divergentes. No es casualidad que el emperador Qianlong le haya confiado a Castiglione, que ya tenía una cierta edad, incluso el proyecto y la construcción de los pabellones occidentales del Antiguo Palacio de verano, en la periferia de Beijing: sólo un “humilde artista” podía iniciar, con gran dedicación y con pasión, una empresa de tal envergadura y nivel.

Sus obras ahora representan tanto el orgullo nacional chino como la pasión artística propia del período posterior al Renacimiento europeo, en el cual Castiglione se formó, como joven artista, en Milán, donde todavía se conserva- en los archivos diocesanos- su certificado de bautismo, fechado en el año 1688.

Desde esta semana, los tesoros de su arte, dejarán boquiabiertos a los visitantes de cualquier procedencia, que entrarán en los próximos cuatro meses en el Museo de Taipei para contemplar el extremo cuidado, hasta el más mínimo detalle, y su indescriptible belleza.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Más de 360 millones de telespectadores para la prima de la película sobre el jesuita Giuseppe Castiglione, el pintor de los emperadores
20/04/2015
En el festival de Madrid un documental del p. John La Raw, sacerdote-cineasta
26/06/2018 19:24
Vetada la película sobre la activista palestina Ahed Tamimi: "Está distorsionada y es divisiva"
04/01/2018 12:07
Kerala, en las salas cinematográficas el primer documental sobre los mártires de Khandhamal
13/07/2016 12:59
‘La Luz del mundo’: una muestra de pintores contemporáneos de Taiwán
04/07/2019 10:12