09/08/2017, 19.45
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Agricultura biológica: un programa en las escuelas

de Melani Manel Perera

La experiencia de la Ella Model School di Bandarawela. Nandika Sirisena, docente como jefe del proyecto. “Es una óptima enseñanza para el futuro de los estudiantes”. Alrededor de las clases lotes para el cultivo de flores y verduras. El director de la escuela: “Las ganancias de las ventas son destinadas al Comité para el desarrollo escolástico”. Los docentes: “A los jóvenes les gusta mucho este proyecto, que no interfiere con sus estudios”.

Colombo (AsiaNews)- El gobierno esrilanqués introdujo en las escuelas del país el  “Sustainable Development Program”, una iniciativa deseada por el presidente Maithripala Sirisena para sensibilizar a los estudiantes en el cultivo orgánico de los productos hortofructículos, sustentables y sin componentes químicos.

Nandika Sirisena, docente de Ciencias como jefe del proyecto en la Ella Model School de Bandarawela, declara a AsiaNews: “Este proyecto escolástico es una óptima enseñanza para los estudiantes, que en el futuro podrán convertirse en buenos agricultores. Además los jóvenes tienen la posibilidad de ser trabajadores autónomos y poseer en casa un huerto que satisfaga sus necesidades, sobre todo con productos sin aditivos químicos. Hemos iniciado el cultivo en mayo de este año. Algunas verduras crecieron bastante como para ser cosechadas ahora”.

La Ella Model School di Bandarawela es un pequeño instituto que hospeda 371 estudiantes, 10 de los cuales de etnia Tamil. Entre éstos hay también dos musulmanes. El cuerpo docente está formado por 44 personas. No obstante el espacio no sea mucho, alrededor de las clases hay algunas parcelas para el cultivo de una gran variedad de verduras y hasta de flores.

W.B. Gunasenavisuradhipathi, director de la escuela, narra: “Para el cultivo hemos utilizado parcelas y recipientes. Hasta ahora hemos efectuado la cosecha dos o tres veces. En una ocasión hemos cosechado entre 50-60 Kg de verduras de todos los tipos, que luego hemos vendido a los docentes del instituto. Las ganancias fueron destinados al Comité para el desarrollo escolástico, para responder a las exigencias comunes”.

V.D. Renuka y Sumithra Jayaweera, otros dos docentes responsables del programa, declaran: “Calculamos el gasto y guardamos cuánto es necesario para la compra de semillas, fertilizantes y para algunos instrumentos. Además, cuantificamos las ganancias y lo guardamos para el fondo escolástico. No es mucho dinero, pero lo utilizamos para las necesidades comunes, como una procesión budista o para ayudar a los parientes de algún difunto relacionado con la escuela. Estamos tratando de aumentar la producción, pero tenemos alguna dificultad en conseguir agua necesaria para las plantas”.

“Si bien este es un problema muy grande, de algún modo nuestros muchachos logran mantener viva este cultivo sin dejar morir las plantas, trayendo un poco de agua. A ellos les gusta mucho este proyecto, que no interfiere con sus estudios”, afirman los docentes Renuka y Sumithra.

Nandika Sirisena concluye: “Si bien fue introducido como un proyecto gubernamental, nuestros estudiantes gana algo más que un proyecto. Amar a las plantas y respetar el ambiente son valores positivos, así como la tutela de la vida humana”.

     

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Vaticano: Mensaje para un turismo sostenible, que sea instrumento de desarrollo
01/08/2017 15:32
Colombo, encuentro nacional de jóvenes: diálogo por la paz y el desarrollo sustentable
19/04/2018 16:57
Sri Lanka: un año después de la “Laudato sì”, una exposición sobre la protección del medio ambiente (Video)
13/06/2016 14:21
En Japón explota la moda de las ‘verduras en fábrica’
29/06/2018 16:30
Hanói celebra el “Día del docente”, pero el sistema educativo está en crisis
20/11/2017 17:18