23/01/2022, 13.54
ECCLESIA IN ASIA
Enviar a un amigo

Tailandia, los akha traducen la Biblia a su idioma

de Giorgio Bernardelli

Este Domingo de la Palabra de Dios presentamos la experiencia de las tribus de las montañas de Tailandia que están preparando un diccionario bíblico, el primer paso para la traducción completa de las Escrituras. En Asia todavía hay 751 idiomas hablados por 124 millones de personas que no tienen ninguna página de las Sagradas Escrituras.

 

Milán (AsiaNews) - En el tercer domingo del Tiempo Ordinario, que cae precisamente hoy, desde hace tres años - y por decisión del Papa Francisco - las Iglesias de todo el mundo celebran el Domingo de la Palabra de Dios, con el propósito de promover la reflexión y la divulgación de las Sagradas Escrituras. Este tema también plantea para Asia una pregunta específica: ¿cuántos de sus pueblos tienen verdaderamente la posibilidad de tener en sus manos los libros de la Biblia traducidos (los 73 o por lo menos una parte) a su lengua materna?

Según una estadística que publicó hace pocos meses Wycliffe Global Alliance -una asociación evangélica que trabaja precisamente en la promoción de las traducciones de la Sagradas Escrituras- hoy la Biblia está disponible al menos parcialmente en 3495 idiomas, que hablan cerca de 7.040 millones de personas. Los idiomas registrados en el mundo, sin embargo, son 7378, es decir, más del doble. Y según esta misma fuente habría 1892 para los cuales la ausencia de una traducción hace que la Palabra de Dios sea completamente inaccesible. La mayoría de ellos, 751, son precisamente idiomas asiáticos, hablados por un total de 124 millones de personas.

Pero, ¿quién y cómo hace el trabajo de traducir la Biblia? Evidentemente no existe una fórmula única; pero una experiencia muy significativa en este sentido es la del pueblo akha, que vive en las montañas del norte de Tailandia. El último censo oficial, en 2007, registró 50.000 personas de esa etnia en el país, pero se estima que actualmente llegan a 200.000 debido a la migración desde la vecina Myanmar. Y otros cientos de miles de Akha viven entre Laos y (sobre todo) China. Desde hace cincuenta años los misioneros del PIME en Tailandia viven su ministerio en medio de este pueblo que hoy, gracias a la obra de evangelización, tienen sus propias comunidades cristianas reunidas en las diócesis de Chiang Rai, Chiang Mai y Nakhon Sawan.

“Nuestra misión - dice el p. Marco Ribolini, misionero del PIME en Mae Suai - siempre ha trabajado en la traducción de textos litúrgicos al akha, que todavía es una lengua predominantemente oral. Los misioneros fuimos los primeros en ponerla por escrito, siguiendo dos directrices principales, una protestante, y otra católica. Pero sigue siendo una lengua incierta, que no cuenta con una literatura local”.

Por eso es tan importante que una traducción de la Biblia sea verdaderamente fruto de un camino comunitario. Y eso es precisamente lo que se está haciendo: el "taller" en las montañas de Tailandia comenzó en septiembre de 2020 involucrando a todas las comunidades católicas de los akha. Cada una eligió representantes entre sus catequistas para formar una comisión que se reúne periódicamente y está trabajando bajo la dirección del padre Ribolini.

El primer paso fue definir un diccionario bíblico-teológico, etapa previa para proceder luego con las traducciones. “Nos hemos dividido en tres grupos -dice el misionero-. El primero se ha concentrado en los nombres de los personajes bíblicos y en la toponimia. Había que proponer transliteraciones. Como ha sido puesto por escrito por los misioneros, el idioma akha usa el alfabeto europeo, pero es necesario que los nombres estén escritos de una manera lo más cercana posible a los sonidos tailandeses. El segundo grupo, en cambio, trabaja en los neologismos que son necesarios para traducir la Biblia: hay palabras y expresiones completamente ajenas al idioma local y había que decidir cómo proponerlas. Por ejemplo: ¿cómo traducir 'pueblo de Dios' o 'reino de Dios' en expresiones igualmente sintéticas? Este es el aspecto que más se discutió: algunos decían que estábamos traicionando el idioma akha, otros (por el contrario) tenían miedo de no sentirse dignos de imaginar palabras destinadas a formar parte de la Biblia. Pero en el fondo los nombres de los sacramentos - que en las misiones de los akha se usan desde hace tiempo y se han tomado prestados de la raíz latina- también eran neologismos para su idioma. Por último, el tercer grupo se concentró en las palabras que no eran estrictamente bíblicas pero que de todos modos estaban relacionadas con la teología y la catequesis”.

Este trabajo se realizó durante meses y pudo contar con el importante aporte de los dos primeros sacerdotes de esta etnia, que se ordenaron en los últimos años,: el padre Tar, betharramita, y el padre Nathi, misionero del PIME actualmente en Filipinas. Como han estudiado teología, pudieron dirigir el debate entre los akha sobre las palabras de la fe sin la mediación del idioma tailandés.

A pesar de todas las dificultades que han causado en las montañas de Tailandia los confinamientos por el covid-19, cada grupo completó su tarea hace unas semanas. “Ahora - explica el p. Ribolini - sobre estos 4 mil términos aproximadamente que se han identificado, continúa el debate: cada grupo discutirá las soluciones adoptadas por los demás, antes de pedir una opinión por escrito a todas las parroquias donde hay comunidades akha. Y solo cuando se complete esta gran consulta se entregará la versión final a los obispos de las tres diócesis, quienes tomarán la decisión última sobre la aprobación de este diccionario bíblico-teológico”.

Un recorrido profundamente comunitario, entonces. Y que procede con entusiasmo: “El pueblo akha -comenta el padre Ribolini- estaba buscando algo que los representara, que los uniera, ofreciendo un signo tangible de su presencia, cultura e identidad, también con referencia a la fe”. Mientras tanto, algunos catequistas ya han comenzado a trabajar en las traducciones concretas de los libros de la Biblia. Por ahora dejan las palabras contenidas en el diccionario bíblico-teológico en rojo, como provisorias, a la espera de la decisión definitiva. Pero siguen avanzando en su trabajo. Para que la Biblia en la lengua de los akha no siga siendo solo un sueño.


 

"ECCLESIA IN ASIA" ES EL BOLETÍN DE ASIANEWS DEDICADO A LAS COMUNIDADES CRISTIANAS DE ASIA

¿QUIERES RECIBIRLO TODOS LOS DOMINGOS EN TU CORREO? SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER EN ESTE ENLACE

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mons. Joseph Vuthilert Haelom, un nuevo obispo para una nueva diócesis
03/05/2018 23:36
Papa Francisco erige la nueva diócesis de Chiang Rai
26/04/2018 15:28
La Buena Noticia del Evangelio entre los animistas de Fang
05/01/2016
Obispo de Chiang Mai: Los jóvenes, clave de la evangelización en Tailandia
06/07/2015
P. Ribolini: Romper el aislamiento de las comunidades cristianas tribales
12/04/2019 17:43


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”